Colores de India (1)

 

 

 

 

Bhārat Mātā

BVB London. Dayanita Singh 2000. ©Dayanita Singh

BVB London. Dayanita Singh 2000. ©Dayanita Singh

Bindi, el tercer ojo

Barthi Kher, artista de Delhi que utiliza los bindis desde 1999.

Barthi Kher, mujer artista de Delhi que utiliza los bindis desde 1999.

Bollywood

Aisha Aishwakarya Ray, actriz.© Grazia Neri. Composición gráfica por Giovanni Gastel

Aisha Aishwakarya Ray, actriz.© Grazia Neri. Composición gráfica por Giovanni Gastel

Ganesh

Procesión de Ganesh dios con cabeza de elefante ©AFP/Grazia Neri

Procesión de Ganesh dios con cabeza de elefante ©AFP/Grazia Neri

Oriente y Occidente

Gayatri Devi (1919-2009), tercera majarani de Jaipur desde 1940 a 1970

Gayatri Devi (1919-2009), tercera majarani de Jaipur desde 1940 a 1970

La ofrenda a los dioses

Foto Frédérick Soltan ©Corbis

Foto Frédérick Soltan ©Corbis

Tantra

Khajuraho. Foto Raghu Rai ©Raghu Rai/Magnum Photos/Contrasto

Khajuraho. Foto Raghu Rai ©Raghu Rai/Magnum Photos/Contrasto

Esperando el monzón

Rajasthan, 1983 Dust Storm. Foto Steve McCurry © Magnum Photos/Contrasto

Rajasthan, 1983 Dust Storm. Foto Steve McCurry © Magnum Photos/Contrasto

Mahatma

Amma en su 56 aniversario, 2009. Foto http://www.amritapuri.org/5688/pada-puja.aum

Amma en su 56 aniversario, 2009. Foto http://www.amritapuri.org/5688/pada-puja.aum


(Fotos reproducidas del catálogo num 18 de Cartier “Couleurs de l’Inde, excepto la de Amma)
Por favor si utilizan alguna foto, mencionen créditos. Gracias
Fotos: DR
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuaderno de arte, fotos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Colores de India (1)

  1. Dice la leyenda (o una de ellas), que Ghanesh es hijo de Shiva y Parvati; una vez Parvati se estaba lavando y le ordenó a Ganesh que vigilara y prohibiera el paso a cualquiera que quisiera entrar. En esto que quiso entrar Shiva y Ganesh se le enfrentó… Total que le cortó la cabeza y Parvati se enchinó tanto que Shiva ordenó a sus nada recomendables amistades (demonios, trasgos, etc.) que buscasen la cabeza de un niño para sustituir la de su hijo (cosas de dioses), con la mala suerte de que todas las criaturas aquella noche dormían abrazadas a sus madres, excepto una: una cría de elefante que se había separado de su madre. Y así.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s