Canon, exposiciones y prejuicios de género

puntadas subversivas

Las mujeres han creado y transmitido elementos culturales pero sus contribuciones al desarrollo humano han sido consideradas secundarias dentro de la sociedad por la dominación de los valores patriarcales en el registro histórico, que ha supuesto la presentación y ordenación de las actividades masculinas como las más importantes.  Los/as directores/as, comisarios/as, críticos/as, investigadores/as y docentes tenemos una responsabilidad y una obligación: no dejar fuera de la historia las aportaciones de las mujeres a la cultura.  Los museos y centros de arte tampoco deberían contribuir públicamente a perpetuar esta marginación histórica. Las instituciones museísticas a través de sus exposiciones muestran las narrativas dominantes, dejando fuera lo marginal, lo que no está aceptado, al tiempo que canonizan, legitiman, seleccionan y ofrecen una versión del pasado. Los museos se erigen así en uno de los pilares que sostienen el canon artístico, ese discurso que sanciona, por ejemplo, el arte que debemos estudiar, que…

Ver la entrada original 953 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuaderno de arte. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s